Lo que tienes que revisar al comprar un auto usado

06 / 03 / 18

 

El primer automóvil que muchos compran es usado. Éste es el reflejo de sus ahorros y con mucho esmero esperan que no falle nada, que esté en perfectas condiciones y con las características que el dueño anterior mencionó. Sin embargo, siempre es importante revisar aspectos que a primera vista pueden pasar desapercibidos y que, si fallan, pueden ser una gran molestia a la larga y harán que el costo del vehículo incremente en su mantenimiento.

Aunque escoger un automóvil usado puede ser una experiencia estresante, no tienes nada de qué preocuparte, porque conocerás los factores más relevantes para revisar, además del estado físico del vehículo y que a ti te agrade.

 

¿Qué revisar de un automóvil usado?

Cualquier vendedor de autos de segunda mano hablará de sus vehículos como lo mejor, por ello debes tener cuidado con ese tipo de carros, ya que en su mayoría sin importar el estado en el que se encuentren harán todo lo posible por venderlos, recuerda que a eso se dedican.

Si en un lote de vehículos encuentras alguno de tu agrado, Profeco recomienda que lo primero para antes de cualquier proceso de prueba revises que todos los papeles estén en orden. Esto te evitará problemas jurídicos.

El aspecto físico puede dar una introducción del estado del vehículo, ya que, por ejemplo, si se encuentran partes oxidadas, desgastadas o mal pintadas, seguro es porque tuvo un accidente o ha estado sin uso durante un tiempo prolongado, situación que no es favorable para el auto.

 

Pruebas de manejo

Verifica que los asientos y el sistema de seguridad pasiva sean funcionales. Al encender el automóvil debe hacerlo de inmediato, prueba los pedales y pon a rodar el auto. Si es de velocidades, ten en cuenta la facilidad para hacer los cambios, esto te ayudará a conocer el estado de la caja de velocidades.

Prueba los frenos. Busca hacer la prueba del vehículo en espacios amplios, así podrás verificar que los frenos funcionen bajo cualquier circunstancia, como a baja o alta velocidad o en alto total. Te recomendamos ampliamente que si frenas de manera brusca y el vehículo se vira hacia algún lado, lo consideres más de dos veces antes de comprarlo.

Por último, pero no menos importante, revisa el estado de los neumáticos y la dirección. Los primeros deben estar en buen estado, tener sus dibujos bien marcados y ser de buena marca. Por su parte, ¿qué tan difícil es darle vuelta al vehículo?, durante el giro espera a que el volante regrese a su lugar. Al tener en cuenta estos puntos te evitarás muchos problemas y te asegurarás de adquirir un coche en buen estado o al menos como el vendedor te lo está describiendo, es decir, sin sorpresas futuras.

 

Fuente:

Staff GNP® Driving School

Socios