¡Aguas con las lluvias! Prepara tu auto

07 / 06 / 18

 

Manejar un auto en la Ciudad de México se ha complicado en los años recientes, el intenso tránsito, las vialidades en mal estado y la falta de cultura vial, son algunas de las principales causas, si agregamos las condiciones climáticas de calor o lluvia la probabilidad de problemas aumenta.

En México, junio representa el inicio de la temporada de lluvias, y los problemas que mencionamos se incrementan, más aún si no tienes tu auto en buenas condiciones para hacerle frente al clima.

No podemos controlar a qué hora lloverá o si la precipitación será escasa o muy fuerte, pero sí podemos tener listo nuestro auto. Por eso, te presentamos algunos consejos para que tu manejo sea más seguro:

1) Dale mantenimiento o reemplaza los limpiaparabrisas. El calor llega a desgastar el hule y este se puede quebrar y no hacer bien su trabajo. Ponlos a funcionar y verifica si la huella de tu parabrisas queda limpia cuando pase la pluma, si no sustituye de inmediato.

2) Verifica la presión de aire de tus neumáticos al igual que el dibujo en la banda de rodamiento esté en los parámetros que indica el fabricante. Bajar la presión no ayuda en nada, la llanta pierde zona de agarre y los canales no pueden hacer bien su trabajo. Ahora bien, si tus llantas ya están muy lisas es hora de cambiarlas, pueden provocar que en cualquier charco tu auto haga hidroplaneo.

3) Los faros y calaveras deben funcionar en óptimas condiciones. De la misma manera que te sirven por la noche estos te ayudarán a ver mejor, pero sobretodo mostrarás tu posición a otros conductores.

4) Baja la velocidad. El piso mojado evita que el auto tenga el mejor agarre, y en caso de frenar de emergencia la distancia de frenado se incremente considerablemente. Aumenta también la distancia entre tu unidad y la que te precede.

5) Si no te diste cuenta y entraste a una zona con agua estancada y tu auto comienza a flotar, no te desesperes y nunca frenes, suelta el acelerador y lentamente el auto comenzará a perder velocidad y retomarás el control. Siempre debes sujetar el volante con las dos manos.

6) Toma uno de los cursos que ofrece GNP® Driving School, incrementará tus habilidades detrás del manejo y tú y tu familia estarán más seguros.

 

Fuente:

Staff GNP® Driving School

Socios